Personas y emociones

¡Buenos días!

Hoy recuperamos un post original de nuestra socia Sònia, quien a través de su trabajo, transmite la pasión por las personas y la necesidad de los buenos RRHH en las empresas.

«Mucho se ha descrito ya sobre la trayectoria de los RRHH en las empresas. Directores y directoras de RRHH que ancorados en sus despachos de grandes y pequeñas organizaciones gestionan las nóminas y contratos, que preparan reuniones con comités de empresa, que realizan planes de formación y desarrollo y que en el mejor de los casos, salen de sus despachos para formar parte del comité de dirección donde el gerente, CEO o director los considera Partners (estratégicos o no)

Es evidente que este no es el modelo, que el modelo que defendemos los que creemos en las empresas que cuidan a las personas, está formado por gestores de personas, que salen de los despachos, se pasean por la oficinas, trabajan codo con codo con los managers, que introducen las redes sociales para comunicarse con toda la organización y baja a tomar el café con los demás.

Cuando me preguntan por qué me dedico al mundo de los Recursos Humanos, que ¿qué es lo que más me gusta y lo que menos? Siempre digo lo mismo…. ¡Las Personas! Porque gestionar personas es lo más emocionante, divertido y retador que he hecho, a la vez es lo que más me ha restado energía emocional, porque los colaboradores en una empresa no son trabajadores, administrativos, mozos….son personas y las personas somos gerentes, padres, amigos, hijos…. Con lo que eso conlleva.

Olvidarse de lo personal a la hora de ser profesional es una quimera y además…  ¡poco sano! Por tanto las interacciones dentro de una organización no son sólo interacciones profesionales, interactúan las emociones, los estados de ánimos, las alegrías y las tristezas, y

la misión de un manager, de un líder debe ser entender el contexto en el que se están produciendo esas interacciones, propiciar el ambiente adecuado para que fluyan y potenciar aquellas emociones y relaciones que nos hagan llegar a nuestro objetivo común, el objetivo de la empresa.

Por tanto, un director de RRHH, debe tener como misión principal ayudar a que el ambiente en la empresa sea el adecuado para que siendo profesionales cualificados, productivos y eficaces, para trabajar en armonía y alineados, y que seamos ante todo PERSONAS

¡Nos vemos la semana que viene!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *